la estacion

Slide1 Slide2 Slide3 Slide4 Slide5 Slide6

Slide1

Slide2

Slide3

Slide4

Slide5

Slide6

  

La educación y el cerebro

Hasta hace 10 años aproximadamente, prácticamente se desconocía cómo era el funcionamiento del cerebro y qué se podía hacer para forjar las estructuras adecuadas en el mismo, o mejor dicho, esto solo estaba en manos de doctores en neurología e investigadores.

Partiendo de la reflexión continua sobre la práctica educativa de los maestros de nuestro cole y gracias a la difusión con la que contamos actualmente de estudios científicos, libros escritos por médicos, neurólogos, neurocientíficos, neuropsicólogos, neuroeducadores, … con un lenguaje fácil y cercano, así como  a las nuevas prácticas educativas en el aula que nos enseñan cómo aprende nuestro cerebro  ha surgido en nuestro claustro un cambio de mirada hacia lo que es la enseñanza y el aprendizaje de nuestros pequeños.

Esta nueva forma de ver la enseñanza basada en el cerebro nos ayuda a poder individualizar mejor el aprendizaje teniendo en cuenta primero las necesidades emocionales de los niños y después su forma de aprender, memorizar, atender, vivenciar, expresar o comprender entre otras.

Nos ayuda también a atajar las dificultades de aprendizaje desde la causa y no solamente los síntomas, pudiendo realizar programas preventivos e incluso iniciadores de otros procesos mentales superiores.

Con todo esto que quiero decir, que hasta ahora cuando un niño tenía un problema le poníamos una tirita, como por ejemplo: si no pillaba la escritura de las palabras trabadas lo poníamos a hacer fichas de trabadas hasta que las mecanizaba, si esto era posible, claro. Y ahora lo que estamos aprendiendo a hacer es ver lo que puede producir la herida, buscamos qué es lo que le lleva a tener esa dificultad (exploramos sus vías visuales y auditivas, si posee lateralidad mixta o cruzada, problema emocional provocado por la frustración, etc.) y la curamos atajando el problema con otro tipo de metodología.

Para que esto ocurra en numerosas ocasiones necesitamos y necesitaremos la ayuda de las familias porque esta nueva forma de enseñar requiere de una frecuencia, duración e intensidad adecuadas para que se generen nuevos circuitos neuronales que ayuden a superar dicha dificultad.

Estamos en pleno proceso de formación y habrá muchas decisiones que tomar para lo que contaremos con todos aquellos que formamos la escuela.

Pero este es un nuevo camino, un camino más ancho, con mayor margen de maniobrabilidad y en el que verdaderamente se da cabida a todos con nuestras peculiaridades individuales, es el camino que debemos forjar entre todos y para todos llegado a consolidarse como NUESTRO CAMINO, NUESTRA VÍA, NUESTRA ESCUELA. 

A partir de ahora nuestro http://laestacionarnedoincluye.blogspot.com.es/ irá actualizándose con todo aquello que consideremos interesante en ir aportando, sobre este camino que queremos forjar entre todos.